Martes, 22 mayo 2018
Última actualización: Lunes, 21 mayo 2018 05:37
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 17 abril 2018
Artículo de opinión política

"Casalla a manta i casals festers"

Marcar como favorita

Parece sorprendente pero ahí está el anuncio, “CASALLA A MANTA”, el día de la “Festa dels Fadrins”, en la Plaza Rei Jaume I, a las 12:30h de la mañana. Una invitación pública de la comisión de fiestas, que figura en el programa de Actos y Festejos, con el beneplácito del Ayuntamiento de Benissa y el patrocinio de la mayoría de empresarios y comerciantes, que al igual que aquel, contribuimos a nuestras fiestas patronales.

“CASALLA A MANTA” es una metáfora de lo que significa regar los campos mediante su inundación total, en este caso, se nos propone a todos, Fadrins o no, en un día tan señalado y de forma explícita, perder el Norte, el Sur, el Este y el Oeste, hasta alcanzar el Nirvana, o un estado psicológico y espiritual de inconsciencia. Una lástima que no se nos asegure el objetivo ofreciéndonos además una remolcada de cocaína y marihuana, y así garantizarnos la pérdida de los cuatro puntos cardinales, y además también la pérdida del cielo y la tierra.

 

La mayoría de nosotros no somos SANTOS, ni pretendemos obtener ningún máster en buenas virtudes, pero convendrán conmigo que el anuncio plantea interrogantes. Es un acto público, no una fiesta privada, y al Ayuntamiento le consta o debería constarle, a cuantos menores se les atiende los fines de semana en los Centros de Salud y en propio Hospital de la Marina Alta por intoxicación etílica, al igual que debería constarle los programas que se imparten en los Centros Educativos precisamente para luchar contra estos vicios, cada vez más extendidos en nuestros menores de edad.

 

Un MENOR fatalmente perjudicado en ese ACTO, que acabe en un Centro de Salud donde se expida un parte en el que se dé cuenta del hecho y del acto a la Fiscalía o al Juzgado de Instrucción de Guardia, puede complicarle la vida a todos los miembros de la Comisión de Fiesta y a todos los miembros del pleno del Ayuntamiento. Para organizar un evento deportivo se nos pide obligatoriamente la asistencia de una ambulancia y la suscripción de un seguro colectivo de todos los participantes. ¡¡Atentos pues a todos los que se encuentran en el punto de mira, porque CASALLA A MANTA como ACTO PÚBLICO es un anuncio poco inteligente!!

 

Como poco inteligente es la regulación del Ayuntamiento sobre los equivocadamente llamados “Casals Festers” que de forma precipitada se ha lanzado en vísperas de nuestras fiestas patronales con la aprobación de todos los grupos políticos, aunque después de la revuelta de los jóvenes, hayan comenzado las deserciones.

 

No debemos dudar de la buena fe de nuestra Corporación Municipal al pretender ordenar este fenómeno social, pero la propuesta del Ayuntamiento solo sirve como catálogo de buenas conductas o código de urbanidad porque es radicalmente ilegal pretender regular administrativamente locales donde no se ejerce ninguna actividad sometida a control administrativo. No caben pues desde el Ayuntamiento identificaciones, ni solicitudes de seguros de responsabilidad civil, ni responsables colectivos de mayores o menores de edad, ni nada de nada, porque es solo responsabilidad de los arrendadores y los arrendatarios, y en caso de que estos sean menores de edad, de todos y cada uno de sus padres, lo que ocurra en el interior de estos locales y la forma en que se encuentren estos locales. Y es tan solo responsabilidad pública los supuestos de ruidos o conductas administrativas o penalmente ilícitas, en el interior o exterior de los locales, pero nada más. Es el Secretario del Ayuntamiento, como su máximo representante legal, quien debe poner coto a las ocurrencias o caprichos de los políticos, que aunque guiados por la buena fe, se equivocan en sus decisiones, y pretenden con esta decisión poner puertas al campo.

 

Una última reflexión. Tal vez sería más interesante preguntarse y estudiar el motivo por el cual los jóvenes le están dando la espalda a nuestras fiestas patronales, que cada vez, justo es decirlo, son más difíciles de disfrutar, y no solo para ellos.

 

 

Vicente Cabrera Cabrera, secretario General del PSPV-PSOE Benissa

 

 

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...