Martes, 22 mayo 2018
Última actualización: Lunes, 21 mayo 2018 05:37
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 14 marzo 2018
Artículo de opinión política

La responsabilidad de todos

Marcar como favorita

Definitivamente los benisseros y benisseras debemos ser conscientes de que tenemos un problema político que arrastramos desde 1999, y es que salvo en una aislada legislatura, prácticamente todos los gobiernos locales han necesitado para garantizar la gobernabilidad del Ayuntamiento el acuerdo de un grupo político mayoritario y otro formado por un solo concejal o a lo sumo dos concejales de otras formaciones políticas, formándose de esta manera, gobiernos con acciones políticas desdibujadas o , cuando no, totalmente mediatizadas.

Un sistema electoral que permite que un concejal o dos , que representan un puñado de votos, puedan condicionar el gobierno de un Ayuntamiento es infinitamente más deficitario desde el punto de vista democrático que un sistema que, respetando la igualdad de todos los partidos políticos en origen, establezca una segunda votación en la que solo concurran los partidos más votados  porque no solo elimina a los partidos políticos que no han logrado representar a prácticamente a nadie, que por algo será, si no que además faculta a los ciudadanos a reposicionar su voto en una segunda votación, y con ello, a fomentar el cambio político y elegir a gobiernos fuertes.

 

La historia política de Benissa en los últimos diecinueve años se resume  precisamente de esta forma, resultados electorales prácticamente idénticos, legislatura tras legislatura, y concejales que representando formaciones políticas minoritarias o teniendo tras de sí escasos votos, han resultado decisivos para formar gobiernos locales. Un verdadero NUDO GORDIANO, en toda su literalidad política. Y a menos que los benisseros y benisseras tomen conciencia de ello, volverá a reproducirse este círculo vicioso en las próximas elecciones locales de mayo de 2019.


Sabemos que los pueblos al igual que los países no son ricos o pobres por su geografía, su cultura, o su historia. Es la política y su buen funcionamiento a nivel de instituciones lo que convierte los esfuerzos individuales en éxitos colectivos. Es la política la que articulo la educación, la adopción de nuevas tecnologías, los procesos culturales o deportivos, el ahorro, la inversión o la innovación etc., y hasta el gusto por el riesgo económico y social en todos nosotros.  


Pero la democracia no funciona en MODO AUTOMÁTICO. Aunque nos imaginemos ángeles o demonios, dioses o inmortales, o mejores o peores que los políticos que nos representan, al final somos los ciudadanos los que decidimos el futuro de nuestros países, nuestras Comunidades, o nuestros pueblos. Somos lo que hemos decidido políticamente ser, y por ello, no cabe lamentarse.

 

A día de hoy, en Benissa hace falta repensar nuestras políticas públicas locales en la práctica totalidad de las áreas sobre las que disponemos de competencias si de verdad queremos transformarla y prepararla para el futuro. Me refiero a la infancia, a la juventud, a los deportes, al turismo y al urbanismo, pero también a la cultura, a la educación y al aprendizaje, a la gestión de los espacios culturales, a la residencia de la tercera edad, a la economía, al medio ambiente y hasta las propias fiestas patronales, a la actuación del propio ayuntamiento en la promoción económica y en definitiva, a un largo etcétera. La pasión y el pensamiento existen, veremos el resultado en mayo de 2019 que ineludiblemente depende de todos para deshacer nuestro NUDO GORDIANO.


Vicent Cabrera. Agrupació PSOE Benissa.

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...