Miércoles, 21 febrero 2018
Última actualización: Martes, 20 febrero 2018 06:23
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 29 diciembre 2017
AEMET ultima una publicación que repasa la historia del observatorio y de los observadores meteorológicos del convento de Benissa

Los franciscanos de Benissa, cien años de observaciones meteorológicas

Marcar como favorita

El padre José Llorca Antón ha sido el último de los observadores meteorológicos del convento de Benissa, estación que llevaba recogiendo datos desde al menos 1914 de forma casi ininterrumpida, salvo la pausa de la Guerra Civil.

[Img #24670][Img #24671]Una de las 2 fotografías que AEMET ha seleccionado como imágenes meteorológicas del año 2017 en la Comunidad Valenciana es la del convento de Benissa, durante la última nevada caída en enero del presente año. Fue enviada por el observador Fr. José Llorca, fallecido el pasado 12 de diciembre.

 

La imagen muestra una bella estampa del claustro cubierto de nieve, lo que no ocurría desde 1983. El comentario que acompañaba a la fotografía señala la Agencia Estatal de Meteorología, es aún más bello: “Un regalo del Dueño de la Nubes o de la Hermana Madre Tierra que dice San Francisco”.  

 

[Img #24673]Si miramos en retrospectiva, en julio de 2016, el padre Llorca comunicaba a la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad Valenciana, que debido a su avanzada edad ya no podría seguir colaborando con ellos. El religioso cerraba un ciclo de más de 100 años y se convertía en el último de los observadores meteorológicos del convento benissero, cuya estación, llevaba recogiendo datos desde al menos 1914 de forma casi ininterrumpida, salvo la pausa de la Guerra Civil.

 

En los libros de la Federación Agraria de Levante de 1914, ya consta un observatorio meteorológico en el convento de Benissa. El primer observador conocido fue Demetrio Moltó

 

Múltiples observadores han habido desde entonces en el convento, todos frailes franciscanos. Entre ellos dos muy destacados, el padre Eusebi Arbona, muy conocido en Benissa, Carcaixent y Ontinyent, donde tiene una calle dedicada, y el último observador, el padre José Llorca, cuya labor dio comienzo en octubre de 2000. Su primera tarjeta de observación de ese mes, 193.9 l/m2 recogió,  un otoño muy lluvioso aquel año.

 

AEMET, consciente de esta grandiosa labor realizada por los frailes franciscanos, está ultimando la historia del observatorio y de los observadores meteorológicos del convento de Benissa, historia que vera la luz en breve.

 

Cierra el convento de Benissa tras 400 años de historia

Desafortunadamente la historia del convento acaba también en 2017, ya que la falta de vocaciones abocó a la orden religiosa a una triste decisión que culminó con el cierre del cenobio el pasado agosto. Fue inevitable. Benissa perdió una de sus señas de identidad. Pero eso es otra historia.

 

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...