Martes, 12 diciembre 2017
Última actualización: Lunes, 11 diciembre 2017 18:43
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 25 noviembre 2017

La Guardia Civil detiene en Benissa a un activo estafador, tras una frenética y temeraria huída

Marcar como favorita

El detenido, de 57 años de edad y nacionalidad italiana, ya contaba con numerosos antecedentes penales por estafas millonarias y estaba dictaminado su ingreso en prisión. Fue detenido por la Guardia Civil durante su huída, tras embestir a un vehículo oficial, que formaba parte del dispositivo operativo.

[Img #24601]La Guardia Civil ha detenido en Benissa a un hombre de 57 años de edad, de nacionalidad italiana, como el autor de numerosos delitos, entre los que destacan robos con fuerza en vivienda, robos de cajas fuertes, estafas, falsificación de documento y atentado contra agentes de la Autoridad, entre otros muchos. Además, tenía pendientes tres órdenes de búsqueda y detención; una emitida por un Juzgado de las Palmas de Gran Canaria, otra por la Audiencia Provincial de Madrid y otra por las Autoridades Judiciales italianas. Ya ha ingresado en prisión.

 

El pasado mes de julio, la Guardia Civil detectó un ligero repunte en los delitos de robo con fuerza, cometidos en viviendas de urbanizaciones de Calpe y Altea. Rápidamente se inició una investigación conjunta, por parte de agentes de las Áreas de Investigación de dichas localidades.


Las numerosas gestiones realizadas por los agentes determinaron que el modus operandi era muy similar, por lo que el autor o autores de dichos robos, concentrados en las urbanizaciones de la zona de la comarca de la Marina Baja, podían ser la misma persona.


A pesar de eso, la investigación parecía no avanzar, por lo se dedujo estar ante un elevado grado de profesionalidad de los autores.


La Guardia Civil no cesó en su empeño y, finalmente, tras numerosas gestiones de averiguación y análisis de todos y cada uno de los diferentes robos detectados, se logró un reconocimiento fotográfico, por parte de una de las víctimas.


El autor resultó ser un ciudadano italiano de 57 años, afincado en El Campello, un veterano delincuente con numerosísimos antecedentes a sus espaldas, conocido como “Torrebruno”.


Sobre él pesaban, además, tres órdenes de búsqueda y detención; una emitida por un Juzgado de Las Palmas de Gran Canaria, por ser el autor de diversos robos en hoteles, a usuarios de los mismos, por valor de 700.000 euros, la segunda por la Audiencia Provincial de Madrid, por haber estafado más de 900.000 euros a negocios de la capital española y la tercera, dictada por las Autoridades italianas, por estafas millonarias cometidas en su país de origen.


Un fantasma que vivía oculto a la vista de todos
La investigación, a pesar de estar ya encauzada, se tornó muy infructuosa, ya que el italiano no dejaba constancia alguna de sus datos personales, ni en bases de datos de organismos oficiales, ni en alojamientos hoteleros, etc, por lo que fue casi imposible dar con su paradero.


Residía siempre de alquiler, pero sin formalizar contrato alguno, para no dejar constancia de sus movimientos.
Además, utilizaba vehículos de alquiler, todos ellos de alta gama, para cometer los diferentes delitos, aunque para dichos contratos de alquiler no aportaba sus datos personales, sino los de una de sus hijas.


La Guardia Civil nunca tiró la toalla y a comienzos del presente mes de noviembre, la investigación dio sus frutos: Torrebruno fue localizado en las inmediaciones de un restaurante de Calpe al que pretendía ir, por lo que se dispuso rápidamente un dispositivo para su detención.


El italiano tenía la costumbre de reconocer previamente la zona en la que se encontraba, para detectar una posible presencia policial, por lo que pasó varias veces por el aparcamiento del restaurante en cuestión, a velocidad reducida, para analizar la zona.


Los agentes no le perdían de vista y le iban cerrando el cerco por lo que, de repente, Torrebruno aceleró su vehículo, al percatarse de lo que estaba ocurriendo.

[Img #24600]
Una persecución de película
Fue en ese momento cuando dio comienzo una persecución policial por las calles de Calpe, digna de un guión de película.


El italiano intentó tomar dirección Altea, por la N332, cuando se topó con más agentes, que ya estaban sobre aviso, interceptándole el paso.


Al verse nuevamente acorralado, decidió cambiar el sentido de la huída, tomando dirección Benissa, donde también se encontró con más agentes. Intentó tomar una calle para esquivar los vehículos policiales que le iban cortando vías de escape y, en su frenética huída, colisionó con un turismo de un particular, que estaba aparcando en dicha calle.


Intentó dar marcha atrás, embistiendo, esta vez, a un vehículo oficial, terminando aquí, su vertiginosa y temeraria escapada, siendo detenido por la Guardia Civil, tras haber dejado a su paso cuantiosos daños materiales en diversos coches.


Al detenido se le imputa un total de un delito continuado de robo en interior de vivienda, atentado contra agentes de la Autoridad, resistencia y desobediencia graves, estafa, falsificación de documento, daños, conducción temeraria y el delito de conducir careciendo del permiso o licencia de conducción correspondiente (además de las tres órdenes de detención existentes antes mencionadas).


Ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº1 de Denia, quien ha decretado su ingreso inmediato en prisión.

 

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...