Martes, 12 diciembre 2017
Última actualización: Lunes, 11 diciembre 2017 18:43
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 25 agosto 2017

La Associació Benissera Anti-Incendis (ABAI) realiza acciones para combatir la procesionaria de los pinos

Marcar como favorita

De nuevo, la Associació Benissera Anti-incendis (ABAI) vuelve a realizar una de sus acciones para mejorar el medio ambiente de Benissa. Esta vez se trata de la colocación de varias trampas de feromonas para combatir la procesionaria del pino en las zonas de Benissa más afectadas por esta plaga, como son La Solana, La Mallà Verda y El Collao.

[Img #24387]Desde ABAI explican que “la procesionaria del pino, como todos los lepidópteros, tiene un desarrollo que pasa por las fases de embrión (huevo), larva (oruga) y crisálidas (adulto/mariposa), y es en esta última fase del ciclo donde las trampas de feromonas son efectivas. En verano las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas, de las cuales su periodo de vida es muy corto (entre uno y dos días), que se aparean, empezando así de nuevo el ciclo”.



[Img #24388]Las trampas que se colocan, continúan explicando las mismas fuentes expertas de ABAI, “capturan a los machos de la procesionaria, ya que son atraídos por la feromona sexual sintética que posee. El cuerpo de la trampa es de plástico opaco, de color marrón. El macho, atraído por el difusor de feromona, se introduce en la trampa y busca después la salida hacia la ranura inferior de ésta, por donde se divisa alguna claridad. La bolsa de recolección es de plástico transparente, ligero y flexible, para evitar que se forme bajo la trampa un recinto amplio en el cual los machos podrían volar y quizás escapar. La parte inferior de la bolsa es de color negro, para evitar que los pájaros vean los insectos capturados y puedan romperla en querer alimentarse con ellos”. 



Este año, ABAI colocó las primeras trampas en junio para hacer semanalmente el seguimiento y detección de la población, pero no fue hasta mediados de julio cuando se consiguió el nivel de capturas que determinan el umbral de tolerancia para ya instalar la totalidad de las trampas. Según el ritmo de capturas actual se prevé que cada trampa atrape más de 200 individuos. La asociación también ha realizado este año la limpieza y desbroce en terrenos municipales de La Solana, y en estos momentos está realizando su vigilancia estival contra incendios forestales en las zonas verdes municipales, con turnos de voluntariado.

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...