Sábado, 22 julio 2017
Última actualización: Viernes, 21 julio 2017 15:30
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 julio 2017
Comunicado del Grupo Municipal del Partido Popular de Benissa

6 meses del "gobierno del cambio"

Marcar como favorita

El resultado de las elecciones municipales el pasado 24 de mayo de 2015 manifestó claramente la voluntad ciudadana en el gobierno municipal en Benissa; con un 43,83% el PP y 8 concejales fue el partido más votado, seguido de Reiniciem con un 19,41% y 3 concejales, PSOE 15,11% y 3 concejales, Compromís 11,31% y 2 concejales y 9,38% y un concejal para el entonces C,s.

Con esa coyuntura política y sin una mayoría absoluta el PP, siendo el partido ampliamente más votado alcanzó la alcaldía consciente de tener por delante una de las legislaturas más complicadas, pero valedor de su experiencia para saber gestionar a través de negociaciones y consensos una legislatura que se presentaba compleja y apasionante.

 

El 19 de diciembre del 2016, con la dimisión del hasta entonces alcalde Juan Bautista Roselló, 575 días después de celebrarse las elecciones y a mitad de legislatura, sirvió como excusa para provocar un cambio político, juntándose los 4 partidos restantes con el único objetivo de echar al PP del Gobierno, sin ningún motivo que lo justificara y con el único pretexto de gobernar, sin valorar las consecuencias para el municipio de un pacto que no pudo fraguarse a principio de legislatura por desavenencias manifiestas entre ellos y que no habían cicatrizado ( recordemos que las famosas líneas rojas del principio se convirtieron con demasiada facilidad en verdes 575 días después).

 

Este pacto fue llamado El Gobierno del Cambio, y como dice su nombre, a pesar de la preocupación general por propiciar dicho cambio porque no estaba justificado, hubo “cierta” ilusión por ver una nueva forma de hacer política que aunque se desconocía el resultado al menos se dejaba el beneficio de la duda…

 

La primera decisión que tomaron fue aumentar las dedicaciones en relación al Gobierno del PP, aumentando también las retribuciones salariales en su conjunto; muy lejos quedan las propuestas y las críticas en ese sentido al anterior equipo de Gobierno; queda claro que el criterio cambia en función de si se está en el gobierno o en la oposición.

 

La segunda decisión que tomaron fue reducir la representación del PP en los órganos colegiados (Juntas de Gobierno, comisiones etc.) limitando de ese modo poder ejercer correctamente la labor de oposición con un claro objetivo: disimular su subida de salarios y poder “vender” un ahorro a costa de la oposición.

 

Posteriormente, nos sorprendieron con una rueda de prensa en la que culpaban al PP por haber reducido el IBI, medida de la que nos sentimos orgullosos y que entendemos que un Ayuntamiento sin deuda tiene la obligación de reducir los impuestos y aliviar la presión fiscal de los ciudadanos.

 

Pero probablemente lo más grave es que 6 meses después del “Gobierno del Cambio” todavía no hayan sido capaces de aprobar el Presupuesto Municipal, documento de vital importancia para el municipio y que no han sido capaces de negociar y llegar a acuerdos con el resto de partidos políticos para conseguir una amplia mayoría. Queremos recordar que el PP en el ejercicio anterior y estando exactamente en la misma situación fue capaz de aprobar un presupuesto que representaba a todos los partidos, pues fue elaborado entre todos; cosa muy diferente ha ocurrido con éste que en tres ocasiones se ha quedado sobre la mesa por falta de consenso; llegados a este punto permitidme que haga una reflexión:

“para provocar el cambio de Gobierno necesitaron una mayoría y fueron capaces de sentarse los diferentes grupos, negociar, ceder y llegar a acuerdos para obtenerla, pero para aprobar un documento tan importante como el presupuesto no son capaces…cosa que me hace reflexionar en voz alta y sacar mis propias conclusiones:

parece que para el Gobierno del Cambio era más importante tener la vara de mando (quítate tú que me pongo yo) que aprobar un Presupuesto; anteponiendo el interés personal al interés público…que cada uno saque sus propias conclusiones”.

 

Durante estos 6 meses hemos podido ver como se iniciaban y se ejecutaban diferentes proyectos que el anterior equipo de Gobierno dejó preparados y consignados como son el cambio de cubierta de las antiguas escuelas viejas; el área de auto caravanas, la mejora de la Avd. Madrid, la adquisición de una furgoneta para servicios sociales, el parque auxiliar de bomberos recientemente inaugurado, un saldo en las cuentas municipales de más de 11 millones de € y un remanente de más de 500.000€ en inversiones gracias a la buena gestión del PP.

 

Por otro lado, hemos podido comprobar que el gobierno del Cambio en tan solo 6 meses, ha perdido una subvención de casi 17.000€ por presentarla fuera de plazo, le han condenado en costas en un juicio (1.500€) por no nombrar abogado que represente al Ayuntamiento, ha creado problemas donde no existían, prohibiendo la representación institucional en misas y procesiones de nuestra patrona para luego asistir a la de municipios vecinos, centrándose en políticas para unos pocos y no para la mayoría, poniendo en cuestión la transparencia, limitando así el acceso a expedientes a la oposición a pesar que partidos del propio equipo de gobierno si están de acuerdo etc.

 

Pero si tenemos que señalar una cosa por encima de las demás es la incoherencia y la actitud del nuevo equipo de Gobierno liderada por Reiniciem, actitud que dista mucho de un gobierno progresista y moderno, y sobre todo de lo que abanderaron en sus inicios…esa nueva política se ha dilucidado con especial facilidad en el momento en el que han tenido la oportunidad de sentarse en el sillón, convirtiéndose en lo que ellos criticaron, aplicando políticas de imposición en vez de consensos, con ideas fijas, que no se deja aconsejar ni se presta a tener en cuenta las aportaciones del partido más votado y que tiene la mayor representación de la corporación, y que está generando conflictos donde no existían…

 

En 6 meses del Gobierno del Cambio, no se ha hecho política, los Plenos y Comisiones informativas están vacías de contenido, en varias ocasiones no se han convocado y cuando se han hecho ha sido, a tenor de su contenido de mero trámite.

 

Da la sensación que no existe un liderazgo claro, sino que cada partido gestiona sus áreas a su conveniencia, sin comunicación entre ellos, con disputas internas que cada vez se hacen más patentes y no se esconden, vigilantes unos de otros y así de esta forma pasan los meses sin que existan avances, provocando que la labor del político quede en un segundo plano y generando así un mayor distanciamiento entre los políticos y la ciudadanía.

 

En esta situación se encuentra actualmente el Ayuntamiento de Benissa, sin rumbo, sin ideas, sin propuestas, carente de proyectos que ilusionen y que hagan prosperar, económica y socialmente al municipio.

 

El PP a pesar de eso seguirá haciendo una oposición coherente y constructiva, pero sobre todo responsable, porque independientemente que estemos en el Gobierno o en la oposición hemos mantenido y mantenemos los mismos criterios y la misma forma de hacer política; seguiremos tendiendo la mano para ayudar, nunca para dividir, para consensuar no para crear conflictos, para hacer políticas para todos, no sólo para una minoría, para hacer un Ayuntamiento más transparente y más participativo, en definitiva, un Ayuntamiento a la altura de nuestros ciudadanos.

Arturo Poquet Ribes

 

Arturo Poquet Ribes

Portavoz Grupo Popular Benissa.

Benissa Digital, Información y actualidad de Benissa
Benissa Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...